31/8/11

La Máquina Enigma en Valladolid

Máquina Enigma conservada en el Museo de la Academia de Caballería de Valladolid.
Fotografía extraída de la web Espiral Variable


Enigma era el nombre de una máquina que disponía de un mecanismo de cifrado rotatorio, que permitía usarla tanto para cifrar como para descifrar mensajes. Varios de sus modelos fueron muy utilizados en Europa desde inicios de los años 1920.
Su fama se debe a haber sido adoptada por las fuerzas militares de Alemania desde 1930. Para muchos expertos y analistas políticos la famosa máquina Enigma fue el “arma” más importante que se empleo en la II Guerra Mundial. Las ordenes e informaciones más decisivas de la contienda fueron transmitidas a través de esta máquina con el objetivo de que no fueran descifradas por el enemigo. Se dice que la Enigma provocó más victimas que la bomba atómica. Su facilidad de manejo y supuesta inviolabilidad fueron las principales razones para su amplio uso.


Su sistema de cifrado fue finalmente descubierto y la lectura de la información que contenían los mensajes supuestamente protegidos es considerado, a veces, como la causa de haber podido concluir la Segunda Guerra Mundial al menos dos años antes de lo que hubiera acaecido sin su descifrado.
Según el historiador Pastor Petit, Alemania regaló a Franco quince máquinas Enigma. Los aparatos llegaron rápidamente y se distribuyeron entre las máximas autoridades militares, quedando una de ellas en la Secretaría General de Estado y otra en el Gabinete de Cifra del Cuartel General del Generalísimo. Su funcionamiento resultó tan satisfactorio para el bando nacional que, en noviembre de 1936, se compraron diez ejemplares tipo comercial (denominadas claves mecánicas A y K).



Se estima que España poseyó alrededor de medio centenar de máquinas Enigma; de éstas, el Cuartel General del Ejército ha conservado las 26 que salieron a la luz a finales de 2008, y que han despertado la curiosidad de investigadores y expertos de todo el mundo. En la actualidad, la mayor parte de las 26 máquinas encontradas se han distribuido, a través del Instituto de Historia y Cultura Militar, a distintos museos militares de nuestro país, entre ellos el Museo de la Academia de Caballería de Valladolid.

Imprime este artículo

1 comentario:

Anónimo dijo...

I've been surfing on-line more than three hours today, yet I by no means discovered any attention-grabbing article like yours. It is beautiful value sufficient for me. Personally, if all webmasters and bloggers made just right content material as you probably did, the internet will probably be a lot more useful than ever before.

Also visit my webpage; laser cellulite treatment

 
Subir